Capítulo 5 : Mezcla, graba en vivo y masteriza

El último capítulo de este curso se centra de nuevo en el programa Ardour. Veremos como nos permite grabar nuestros propios sonidos dentro del secuenciador, mezclarlos aplicandoles efectos y, finalmente, masterizarlos y tostarlos en un CD.

missing_screenshot

Index

JACK y Ardour son piezas claves e imprescindibles para el trabajo del audio sobre Linux, y te permiten abarcar gran parte de los procesos necesarios para la producción musical con ordenador.

1. La mezcla de un tema

Este capítulo quiere tratar de cerca la mezcla. Para ello utilizaremos una canción ya hecha, "Still try" del grupo Debaser. El trabajo de grabación y edición ha sido hecho previamente, y ahora disponemos de unos archivos de audio por cada pista o instrumento de la canción.

Bájate los archivos de audio necesarios para este tutorial:

Cópiate el archivo comprimido StillTry-AudioPool.tar.gz que viene en el CD la revista, o del link que te hemos dado. Están comprimidos en mp3 para minimizar su tamaño, así que deberás convertirlos previamente a formato WAV. Para ello vamos a usar el programa sox desde un terminal. Teclea lo siguiente: (ignora el mensaje de aviso de sox que pueda aparecer )

  $ tar xvzf StillTry-AudioPool.tar.gz
  $ cd StillTry-AudioPool/
  $ ls *.mp3 | while read f; do sox $f -r44100 `basename $f.mp3`.wav; done
  $ rm -f *.mp3

Arranca QJackCtl y Ardour, crea una nueva Session y importa los archivos WAV de "Still Try". Ve a Edit, Embed audio (link), ...as new track, y seleciona los archivos WAV en tu carpeta.

missing_screenshot
El panel de importación de audio de Ardour, a punto de crear 11 pistas de forma automática.

Esto creará 11 pistas de golpe, con un archivo asociado en cada una de ellas. Estas pistas serán visibles tanto en la ventana de arreglo como en la del mezclador.

En este punto sería interesante echar una ojeada al panel Connect de QjackCtl, para ver como la señal interna de Ardour esta enrutada. Lo que esta pasando es que Ardour delega a Jack, toda la gestión y control de su complejo enrutamiento de señal .

1.1 Prepara el arreglo

Ahora deberías poder reproducir las 11 pistas. Pero para tener el arreglo bien configurado, aún falta mover el punto de inicio de algunas regiones: Es muy conveniente que pongas el Snapping ("Enganche") a compás o negras (bars o beats). Escoge Snap to beats de la lista que se despliega bajo las palabras Snap to. Activa el botón follow PH (PH: play head o cabezal de reprodución) en la parte superior de la ventana del arreglo. También deberás ajustar el tempo de Ardour, con el tempo que tiene la canción. Haz clic con el botón derecho del ratón en la linea de tempo de Ardour y ajusta su valor a 103 bpm.

Si activas ahora el click o metrónomo, el tempo de la canción cuadrará con el tempo de Ardour.

Mueve las siguientes 4 regiones hacia adelante hasta el primer tiempo del compás que se especifica a continuación:

Sería conveniente que le dieras un nombre a cada pista y que las ordenaras de alguna forma lógica. Para cambiar el orden de las pistas deberás hacerlo arrastrando los nombres la lista de Tracks. Arrastrar las pistas directamente no tiene ningún efecto.

1.2. Mezcla básica

En lugar de trabajar con la ventana del mezclador Mixer, podemos usar el editor mixer, que muestra solo el mezclador de la pista que tengamos seleccionada.

missing_screenshot
Vista general de la ventana arrange, incorporando el editor mixer

Mueve la panoramización completamente a la derecha y a la izquierda respectivamente, las pistas de percusión que provengan de una fuente estéreo (pistas con L o R al final del nombre) Ahora sube ligeramente los volúmenes de cada pista de forma que consigas una mezcla en la que la voz y los instrumentos aparezcan por encima de la percusión.

Ajustarás el volumen y el panorama con más precisión si presionas la tecla Ctrl mientras mueves los deslizadores. De la misma manera obtendrás mayor precisión con los movimientos de tu ratón.

1.3. Graba audio de la tarjeta y de otras aplicaciones via JACK

Además de tratar la mezcla, queremos mostrarte como grabar tus propios sonidos, una forma fácil y rápida de hacerlo será grabando una pista adicional al tema que acabamos de preparar. Para ello necesitarás grabar los instrumentos que tu toques, o bien sonidos que generes con otros programas, como la caja de ritmos Hydrogen (Capítulo 2).

Como ya habrás podido leer en anteriores capítulos, a diferencia de la mayoría de DAW, Ardour trabaja siempre como cliente de JACK. Así que todo el conexionado interno necesario entre la DAW y la tarjeta de sonido del ordenador pasa a través de JACK.

Para grabar sonidos con un micrófono o un instrumento, deberás tener conectado el dispositivo de captura de tu tarjeta de audio a las pistas de audio de Ardour, Ardour hará esto automáticamente cuando crees tu Session.

Todas las conexiones quedan reflejadas en el panel Connect de QJackCtl, en el que también es posible modificar y editar cualquiera de las conexiones con Ardour o con cualquier otro programa compatible con Jack.

1.4. Graba tu primera toma

Activa la grabación en la pista que desees grabar, ahora deberías oír el sonido que emitas con tu instrumento o micrófono. Mediante el botón de grabación (círculo rojo) de Ardour, podrás iniciar y detener la grabación. graba tu primera toma!

Prueba también lo siguiente: Intenta crear un ritmo adicional para la canción con Hydrogen (caja de ritmos). Deberás ajustar el tempo de Hydrogen al del arreglo de Ardour (ambos a 103 BPM.) Ve al panel Options de Ardour y selecciona Sync with Jack en la pestaña Sync.

missing_screenshot
Activa Sync with JAck y sincroniza Ardour con Hydrogen.

Activa también el botón alargado de Jack Trans. en la barra de transporte de Hydrogen.

missing_screenshot
Activa Jack Trans. y sincroniza Hydrogen con Ardour.

Ahora tendrás los dos programas reproduciendo sincronizadamente. Dále al Play en Ardour y este "arrastrará" a Hydrogen y viceversa. Crea tu ritmo, mientras escuchas el tema, y una vez lo tengas listo, crea una nueva pista estéreo y mediante el panel Connect de QJackctl, conecta la salida de Hydrogen a la pista de audio para grabar el ritmo en Ardour.

1.5. Pincha y mejora tus tomas (punch in/punch out)

Después de una primera grabación, es de esperar que quieras repetir la toma, pero quizás solo querrás repetir una parte, la que no ha salido tan bien como esperabas. Usa la función de Punch del programa. Punch, se traduce al argot en castellano del mundo musical como "pinchar". No el pinchar de los DJ's sino el de grabar solo en una parte concreta de una pista que podemos definir. Define una región de punch mediante la línea de Loop/Punch Range de Ardour. Activa los botones de Punch In y Punch Out y pincha tu primera toma mejorando solo la parte que te interese.

2. Herramientas de edición de regiones: Crossfades

En el capítulo 3 de este curso ya vimos las principales herramientas de edición de regiones que nos permiten hacer operaciones básicas con regiones: copiar, mover, acortar, engrandecer, etc.

Ahora vamos a ver los crossfades, una interesante herramienta que nos permite ajustar gráficamente los volúmenes entre dos regiones que se solapan.

Pero para hacer el trabajo más fácilmente empezaremos con un par de trucos de teclado:

Muevo el puntero del ratón por encima del arreglo y pulsa la letra p, verás que el Play-head se situa encima el puntero del ratón. Comprueba que también funciona cuando estás reproduciendo.

Ahora sitúa el puntero del ratón encima de una región y pulsa s (de split), verás que la región se parte en dos por el punto donde tenías el ratón.

Para practicar con los crossfades vamos a cortar trozos de guitarra, (con la tecla s) al azar y seguidamente las movemos para crear solapamiento entre regiones.

missing_screenshot
Unas cuantas regiones solapadas

Cuando Ardour se encuentra dos regiones solapadas, por defecto, reproduce la que se encuentra encima. Pero como es sabido, cambiar "de golpe" el audio que se está reproduciendo ocasiona un molesto click. Para evitar este efecto Ardour automáticamente mezcla el fade-out de la región que termina con el fade-in de la región que empieza. Esta técnica es lo que conocemos como crossfade.

Pues bien, este crossfade automático dura unos pocos milisegundos, pero podemos hacer que dure mucho más: Sitúate sobre la región solapada y haz clic con el botón de la derecha, escoge Crossfade, Unmute. Repite el clic con el botón de la derecha y ahora escoge, Crossfade, Convert to full. En este momento verás que el crossfade dura toda la región solapada y se puede ver visualmente. Finalmente repite el clic con el botón de la derecha y escoge Cossfade, Edit y aparecerá el editor de crossfades. Como puedes ver, puedes editar cualquier tipo de curva tanto de fade-in como de fade-out. Lo que te permite jugar con interesantes transiciones entre regiones.

missing_screenshot
El interesantíssimo editor de crossfades

Tener control sobre los crossfades es muy necesario cuando queremos hacer ediciones típicas para "solucionar" problemas de interpretación de cualquier instrumento o voz. Por ejemplo, para hacer más larga una nota, cambiar una nota por otra, etc.

3. Efectos de inserción y de envío

Una vez hayas trabajado los volúmenes y la posición estéreo de cada pista, deberás entrar en el procesado del sonido de cada pista. Podrás aplicar efectos a cada instrumento por separado para ecualizar su sonido, recortando o realzando sus frecuencias, aplicando una reverberación para sugerir el espacio en el que ese instrumento suena, o bien otro tipo de efectos más creativos.

Para aplicar efectos puedes hacerlo de dos maneras:

Por inserción:

Trabajar por inserción, significa aplicar un efecto a una pista, antes de que la señal entre en el mezclador. Es decir, que el efecto afecta a toda la señal y no podemos graduar la cantidad de efecto que aplicamos a la pista. Se utiliza para efectos en que es necesario afectar a toda la señal, tales como la ecualización o la compresión.

missing_screenshot
Tira de un canal con inserción.

Inserta un plugin LADSPA, por ejemplo, un compresor para la voz. Haz clic con el botón derecho del ratón en el espacio negro encima del mezclador (marcado en el pantallazo) y selecciona New Plugin.... Ordénalos por tipo. Selecciona un compresor (mono), "Dynason compressor" de Steve Harris, activa el compresor mediante el menú contextual o bien haciendo clic con el botón central de tu ratón. Edita sus parámetros para conseguir el efecto deseado

Por envío:

Trabajar por envío te permite enviar más de una señal hacia un bus con un efecto. Es decir que el mismo efecto lo comparten todas aquellas pistas que envíen señal hacia el efecto.

En comparación con los efectos de inserción, los efectos de envío nos permiten ahorrar CPU (pues un efecto que se aplica a múltiples instrumentos se calcula una sola vez). Además con el nivel de envío podemos ajustar la proporción de seco/efecto que queremos oír.

missing_screenshot
El panel de envios, el efecto aplicado y el mezclador en el fondo.

Añade un par de buses para efectos, con una reverb y un delay respectivamente, mediante Session, Add Track/Bus. Inserta los plugins en dichos buses.Enviales audio desde algunas pistas mediante la opción New Send... que aparece al pulsar con el botón derecho en la misma área negra de encima del mezclador. Para empezar a enviar señal hacia el bus: pulsa Activate.Mediante el panel Edit podrás cambiar el nivel de envío.

Hay que destacar que Ardour incorpora funciones avanzadas de envío de señal que te permiten enviar señal hasta 6 destinaciones simultáneamente, ideal para mezclas Surround 5.1

missing_screenshot
Enviando un sonido mono a una salida "surround" de 5 salidas

4. Automatización

Para una buena mezcla, necesitarás acudir a la automatización. Este proceso te permite como su nombre indica, automatizar ajustes de la mezcla para que se produzcan durante la reproducción, sin necesidad de tu intervención.

Por lo tanto, son ajustes y movimientos que hay que grabar en una pista, para que así puedan ser leídos y ejecutados en el momento exacto en que los hayas grabado.

Un ejemplo: Necesitamos cambiar el volumen de la voz para compensar una subida de volumen general de la música que tapa la voz del cantante.

El botón con una a que aparece en todas las pistas, te da acceso a los menús de automatización. Para un ajuste básico de volumen de una pista, selecciona gain del menú que aparece al pulsar el botón a. Debajo de la pista seleccionada, aparece una sub-pista, en la que grabarás la automatización de el cambio de volumen necesario.

missing_screenshot
La pista de voz con su volumen automatizado y en posición play

Pulsa el botón off y colócalo en Write, para poder "escribir" dicho cambio de volumen. Rebobina al punto necesario y dale al Play. Ahora ejecuta la subida de volumen necesario en tiempo real. El programa grabará tus movimientos y la sub-pista de automatización de Gain lo reflejará. Ahora pulsa el botón de Write y colócalo en Play para que al volver a reproducir dicho pasaje de la canción, el programa leerá la pista y automáticamente efectuará el cambio de volumen tal y como tu lo hayas grabado. Para cambiar dicha automatización, puedes repetir el proceso o bien corregir lo necesario con tu ratón, haciendo clic en las lineas de automatización de la pista correspondiente. Puedes automatizar la mayoría de parámetros de mezcla disponibles en Ardour, tales como efectos, volúmenes y panoramizaciones. Automatiza todo lo que creas conveniente, incluso parámetros internos de loso efectos que estás aplicando en las pistas.

5. Da el acabado final masterizando con Jamin.

Si consideras que la mezcla está razonablemente terminada podemos pasar a la masterización.

La fase de masterización es la última del proceso de producción musical y consiste en dar volumen y pulir el sonido de la canción.

En Linux existe una muy buena herramienta para masterizar llamada Jamin. Por suerte se encuentra dentro las distribuciones usuales.

Por supuesto es una aplicación que funciona con JACK, así que se integra perfectamente con Ardour.

Sin más dilación, vamos a usar Jamin para masterizar nuestra canción.

5.1. Inserta Jamin como si fuera un efecto del master

Lanza el Jamin. De momento no recibe ninguna entrada.

Sitúate en el canal master del mezclador. Haz clic con el botón de la derecha en el rectángulo negro situado encima del fader. Del menú contextual, escoge New Insert. Crear un insert permite derivar el audio que llega a este canal hacia una aplicación JACK externa a Ardour y luego recoger el audio resultante de esta aplicación. Exactamente igual que si insertásemos un plugin.

missing_screenshot
Creando un insert en el master

Ahora, selecciona con el ratón el insert que acabamos de crear y, una vez seleccionado, haz clic con el botón de la derecha y escoge Edit.

La ventana que aparece es la típica ventana de conexionado de Ardour. Quizás es poco intuitiva al principio, pero enseguida resulta muy práctica.

missing_screenshot
Empezando a contectar el insert con Jamin

Del panel Available connections en la parte de Outputs escoge jamin. Aparecen los dos puertos de entrada de jamin: in_L y in_R. Escoge uno y después el otro, verás que quedan asignados a out 1 y a out 2 respectivamente. Ahora repite la misma operación para los Inputs.

Finalmente nos queda activar el insert. Hay dos formas de hacerlo: con el botón de la derecha y el menú Activate o más fácil, haciendo un solo clic con la rueda del ratón.

Ahora ya tenemos Jamin insertado al master.

missing_screenshot
La conexión con Jamin finalizada

5.2. Experimenta con Jamin

Podríamos dedicar un capítulo entero a la masterización con Jamin, pero de momento nos limitaremos a dar unas pocas indicaciones sobre su manejo.

Lo primero que puedes hacer es experimentar con el maximizador de volumen. Sube un poco el Input gain y otro tanto el Limiter Input que se encuentra en la parte derecha (asegurándote que el Limiter bypass no esté activado ). Puedes comprobar que con solo estos dos parámetros ya obtienes un volumen mucho más potente. Pero si te pasas, el sonido suena "aplastado".

Hay que tener presente que la masterización es una fase muy delicada y cualquier ajuste demasiado exagerado puede echar a perder el resultado.

5.3. Equaliza y comprime por bandas

En el centro de la ventana de Jamin se encuentra el ecualizador gráfico y un espectrograma a tiempo real. Tienes dos formas de modificar la línea de ecualización: usando los controles paramétricos (puntos amarillos) o bien dibujando directamente con el ratón encima de la línea.

Como puedes observar, la ecualización puede hacer cambiar radicalmente el sonido de la mezcla.

missing_screenshot
Vista principal de Jamin

Otra herramienta importante es el compresor por bandas. Haz clic en la pestaña Compressor curves que se encuentra encima del panel central y visualizarás las curvas de compresión correspondientes al espectro partido en tres bandas.

Experimentando un poco encontrarás los sliders para modificar las frecuencias de corte de las tres bandas así como los controles de los tres ecualizadores.

El compresor por bandas suele dar buen resultado cuando el master no está muy bien compensado de frecuencias. Por ejemplo, sirve para añadir brillo a la mezcla.

missing_screenshot
Los compressores multi-banda de Jamin

5.4. Muévete entre escenas

Hay que usar todos los parámetros que hemos visto con extremo cuidado guiándonos todo el rato por las orejas y no por los ojos.

Por esto es muy importante poder comparar distintas configuraciones de parámetros. Jamin permite hacerlo y de una forma muy interesante.

En Jamin estas configuraciones se llaman escenas (scenes) y corresponden a las bolitas situadas a la parte superior. Para crear una escena hay que hacer clic con el botón de la derecha encima de una bola roja (no usada). Y haciendo clic encima de una bola verde recuperamos la escena en cuestión. Lo interesante del caso es que la transición no se hace de golpe sino que dura unos pocos segundos en los cuales se interpolan todos los parámetros individuales, a modo de "morph".

5.5. Final del proceso

Si hemos conseguido masterizar la canción sin hacernos daño, ahora vamos a querer obtener el resultado en un fichero WAV estéreo.

Para ello vamos a exportar la sesión de Ardour. En el menú principal escoge Session, Export, Export session to audiofile.... En la ventana que aparece, asegúrate que tienes marcados los checkbox que indican que vas a exportar el master: out-1 y el master: out-2 como canal L y R respectivamente.

missing_screenshot
Exportando la sesión a un archivo WAV

Especifica el nombre y localización WAV resultante en EXPORT TO FILE y dale al Export

Y ya está! Ya tienes el fichero master. Ahora puedrás mostrar a todo el mundo tu creatividad musical.

Miscelànea

Monitoriza tu grabación sobre otras pistas existentes

Cuando estás grabando un instrumento ya sea virtual o real encima de un material preexistente es muy importante poder ajustar el volumen de lo que tocas con el resto de la mezcla. Ten en cuenta que el volumen que oyes puede ser distinto al volumen con el que estás grabando. A esto llamamos monitorizar la grabación.

Existen dos modos de hacer la monitorización: por hardware o por software.

Monitorizar por hardware suele ser lo más adecuado pero necesitas una mesa de mezclas o bien una tarjeta de sonido que permita monitorizar las entradas. No vamos a entrar en el detalle del conexionado porque puede variar mucho dependiendo de la mesa de mezclas, pero básicamente se trata de enviar a la vez la señal del instrumento que entra a la mesa hacia los altavoces (o auriculares) y hacia la tarjeta de audio del ordenador.

La segunda forma de monitorizar por hardware es a través de la tarjeta de sonido. Actualmente, la mayoría de tarjetas de "consumo" ya disponen de la opción de monitorizar. Pero hay que familiarizarse con el programa mezclador y los canales internos de la tarjeta. El caso más típico es encontrar una pista Line In o Mic In, y simplemente hay que subir su nivel.

La monitorización por software es muy simple, se trata de dejar a Ardour que reproduzca la señal que está grabando en una pista.

Por defecto, Ardour viene configurado para ser monitorizado por hardare, para cambiar-lo, sólo hay que tocar las opciones de Windows, Options Editor y en la pestaña Misc hay que deshabilitar Use Hardware Monitoring y habilitar Use Software Monitoring

missing_screenshot
Pidiendo a Ardour que por favor nos monitorice la entrada

La monitorización por software tiene el problema de la latencia: Siempre existirá un pequeño retardo entre el audio que llega a la tarjeta y el audio que sale de la tarjeta, y si este retardo es demasiado grande puede causar problemas al intérprete que está escuchando. Por ejemplo, si se trata de una cantante, notará el retraso entre el momento que ataca una sílaba y el momento de oír el sonido que produce.

De todas maneras, si tu kernel de Linux (o de Mac) permite trabajar en baja latencia, puedes ajustar el buffer de JACK a un tamaño pequeño, por ejemplo 512, desde el interfaz gráfico de QJackCtl y es muy probable que la monitorización software satisfaga tus necesidades.

Algunos trucos para una buena mezcla.

Recorta algunos graves

Hay instrumentos que prácticamente no aportan componentes del sonido más graves de 100 Hz. Por ejemplo las guitarras, las voces o las percusiones agudas. Aún así, es muy típico que en estas frecuencias bajas se cuelen ruidos producidos por la electricidad.

Prueba insertando un ecualizador de paso-altos a todas estas pistas, con la frecuencia situada alrededor de los 100 Hz. Con esto es probable que consigamos resaltar los instrumentos graves como el bombo y el bajo.

Automatiza la voz

Uno de les últimos pasos antes de dar una mezcla por terminada consiste en ajustar muy finamente el volumen de la voz principal. No es nada inusual que un volumen funcione bien en ciertos pasajes pero no en otros, dado que el acompañamiento juega un papel muy importante en la percepción de la voz. Nuestro consejo consiste en automatizar el volumen de la voz monitorizando con unas cajas (altavoces) de campo cercano y a bajo volumen. El criterio es que se entienda bien pero sin "salirse" de la mezcla.

Añade un extra de pegada (punch) a la mezcla

Suele pasar que al añadir las pistas de instrumentos encima de la base rítmica vamos perdiendo la sensación de pegada o punch que tanto nos gustaba de la base rítmica inical. Pero subir más el volumen de la base rítmica no es una opción porqué sobresaldría demasiado por encima de los instrumentos. La solución consiste en preparar un bus que añada este punch que andamos buscando.

Primero creamos un bus estéreo y enviamos señal de la base rítmica incluyendo el bajo. En este punto hay que ir con cuidado para preservar el panorama estéreo de la base rítmica. En segundo lugar vamos a insertar a este bus un ecualizador y le aplicaremos una ecualización en forma de "U", rebajando los medios y resaltando los graves y agudos. Y en último lugar insertamos un compresor para "traer el sonido al primer plano". Añadiendo este bus a la mezcla vas a sorprenderte de los resultados. También puede ser que la canción no pida tanto punch todo el rato, en este caso es buena idea automatizar el volumen de este bus.

Tuesta tus composiciones en un CD de audio.

Seguramente ya conoces la fantástica aplicación k3b. Te permite crear CDs y DVDs y hacer muchas más cosas.

De hecho empezamos el capítulo 1 de este curso capturando ficheros WAV de un CD de audio. Ahora, para cerrar el círculo, vamos a hacer justo lo contrario.

Abre k3b y escoge Nuevo proyecto, Nuevo proyecto de CD de audio. Sitúate en el directorio donde has exportado el master de Ardour y haz doble clic encima el fichero WAV. Si quieres dar nombre a las pistad de audio, sitúate encima de la lista de pistas del CD y dale con el botón de la derecha Propiedades

missing_screenshot
A punto de tostar nuestro trabajo

Abre el diálogo de grabación (botón con el dibujo de un CD quemandose) y si tienes un CD virgen en el dispositivo grabador ya puedes darle a Grabar.

Si también quieres pasar tus composiciones a mp3 (u ogg), con k3b es muy fácil: En el menú principal ve a Proyecto, Convertir Tracks y a continuación en la lista Tipo de archivo escoge Mp3 y ya puedes Comenzar